Las Médulas

Las Médulas
Las Médulas (foto jjferia)

LÁS MEDULAS

Del otro lado descollaban las sierras de la Aguiana con sus crestas coronadas de nubes a la sazón y los agudos y encendidos picachos de las Médulas remataban su cadena con una gradación muy vistosa. Casi al pie se extendía el lago de Carucedo, rodeado de pueblos, cuyos tejados de pizarras azules vislumbraban al sol siempre que se descubría, y terminado por dos montes,de los cuales el que mira a mediodía estaba cubierto de árboles, mientras el que da al norte formaba extraño contraste por su desnudez y peladas rocas.

Enrique Gil y Carrasco: El señor de Bembibre.

médulas

Anuncios
Leer Más "Las Médulas"

Cabo de Trafalgar

Trafalgar3
Cabo de Trafalgar (foto jjferia)

TRAFALGAR

Murió mucho después de que su hija se casara con D. Rafael Malespina, acontecimiento que hubo de efectuarse dos meses después de la gran función naval que los españoles llamaron la del 21 y los ingleses Combate de Trafalgar, por haber ocurrido cerca del cabo de este nombre. Mi amita se casó en Vejer al amanecer de un día hermoso, aunque de invierno, y al punto partieron para Medinasidonia, donde les tenían preparada la casa. Yo fui testigo de su felicidad durante los días que precedieron a la boda; mas ella no advirtió la profunda tristeza que me dominaba, ni advirtiéndola hubiera conocido la causa.

 Benito Pérez Galdós: Trafalgar.

Cabo de Trafalgar

Leer Más "Cabo de Trafalgar"

Junto al mar.

image
Aquí te espero yo en la playa de Fuengirola (foto jjferia).

JUNTO AL MAR

Con el fausto imperial de sus collares
este dulce crepúsculo marino,
sobre el sereno azul del mar latino
que espuma a nuestros pies sus azahares,
evoca a nuestros sueños seculares
otro mundo más bello y más divino,
que duerme, como un áureo vellocino,
sepultado en el fondo de los mares!
¡Todo se esfuma y se ensombrece ahora!…
Sólo un punto de luz caduco y ciego
en el azul de tus pupilas arde…
Y en la copa del mar, verde y sonora,
anhelante de paz, su alma de fuego,
como una rosa, deshojó la tarde!

Francisco Villaespesa: La fuente de las gacelas

Aquí te espero yo

Leer Más "Junto al mar."

Plaza de Ocaña

Foto jjferia
Plaza Mayor de la Villa de Ocaña (foto jjferia)

XXXIII

Después de puesta la vida
tantas veces por su ley
al tablero;
después de tan bien servida
la corona de su rey
verdadero;
después de tanta hazaña
a que no puede bastar
cuenta cierta,
en la su villa de Ocaña
vino la Muerte a llamar
a su puerta.

Jorge Manrique: Coplas por la muerte de su padre

Plaza de Ocaña

Leer Más "Plaza de Ocaña"

Alba de Tormes

Foto jjferia
Alba de Tormes (foto jjferia)

ADIÓS, ALBA DE TORMES

DON JUAN DE ARCE:
Amor nos quiera guïar,
pero no sabrá, que es ciego;
hacia la Peña de Francia
habemos de ir.

BRIANDA:
Adiós, Duque, y adiós Alba,
que voy como Clicie nueva,
adonde mi sol me lleva,
pues ser por amor me salva.
Adiós Tormes, que en presencia
de mi amor supiste tanto,
pues creciste con mi llanto,
mengua agora con mi ausencia.

Lope de VegaLas Batuecas del Duque de Alba.

El Tormes en Alba

Leer Más "Alba de Tormes"

Extramuros de Ávila

Extramuros de Ávila
Extramuros de Ávila (foto jjferia)

EXTRAMUROS DE ÁVILA

Aparecióseme una vez más la ciudad de Ávila, Ávila de los Caballeros, Ávila de Teresa de Jesús, ciudad vertebrada. En aquel campo rocoso, entre berruecos, que son como huesos de esta tierra de Castilla… Cincha a la ciudad el redondo espinazo de sus murallas, rosario de cubos almenados, y como un cráneo, una calavera viva —la gloria mayor del rosario—, en lo alto la fábrica de la catedral, cuyo ábside cobija recovecos de misterio interior, allí, entre las bermejas columnas. Es el castillo interior de las moradas de Teresa, donde no cabe crecer sino hacia el cielo. Y el cielo se abre sobre ella como la palma de la mano del Señor.

Miguel de Unamuno: Andanzas y visiones españolas.

Extramuros de Ávila

Leer Más "Extramuros de Ávila"

La catedral y el alcázar

foto jjferia
La catedral y el alcázar

CATEDRAL DE TOLEDO
(Subida al campanario)

Gota de sangre, que la vena estrecha
y conduce anhelante piedra arriba,
soy en la torre del Señor, altiva
llama, hacia el cielo sin tocar derecha.
Cerca la sombra, pero el sol acecha.
y el alma que se acoge y se cautíva .
vuelve a hacerse huidosa y fugitiva,
gozándose en la luz por cada brecha.
Subir, subir. Y serpear. Y oscuro
sentirme en Dios, encarcelado y puro,
niño de Dios, de pronto, en cada miedo.
y en la cima del viento y la mañana,
esperar que se rompa en la campana
el pecho silencioso de Toledo.

José García Nieto: La Red

La catedral y el alcázar

Leer Más "La catedral y el alcázar"